Una investigación aplicada, más que fundamental
 

El trabajo original de investigación que emprendemos pretende adquirir conocimientos científicos o técnicos con vista a aplicaciones prácticas y precisas. Toma en cuenta los conocimientos existentes y extensiones suyas para resolver problemas especiales.

Esta investigación "aplicada" siempre tiene como objetivo directo y primero de lanzar la fabricación de nuevos productos, procesos, o de su mejora substanciosa.